Efectos secundarios de la cocaína

La adicción a la cocaína se define como una dependencia casi al 100% psicológica, que no física. (como por ejemplo, la heroína).

Los principales efectos secundarios son problemas de corazón y respiratorios. Entre otros muchos, destacan la reducción de flujo sanguíneo (puede causar gangrena en los intestinos), irritación del tabique nasal, problemas al tragar, ronquera, hemorragiasnasales y reacciones alérgicas.

Uno de los efectos de la cocaína más llamativos y que mucha gente relaciona es el de la perforación del tabique nasal. Cualquier persona puede encontrar imágenes en internet de este efecto dañino y muy perjudicial que afecta al cuerpo que consume. Hay una falsa afirmación en la que se dice que dicho efecto sólo le pasa a las personas que consumen grandes cantidades, y no es cierto. El problema de la perforación del tabique nasal viene con el cuerpo de cada persona, y varía por lo tanto según para quien.

También se suele experimentar una pérdida considerable del sentido del olfato. Esto también puede derivar en una pérdida del apetito y por consiguiente, de peso, llegando incluso hasta la malnutrición.

La fotografía más vistosa de una persona cocaínomana es la de una apariencia extremadamente flaca, con problemas de peso y con una falta de empatía y sociabilidad muy alta. Eso no quiere decir que si una persona es amable no sea cocaínomana, si no que un % muy alto de la gente que sí lo es, acaba en un estado bastante malo, sola y con problemas de cuerpo y mente.

Los trastornos psíquicos que produce la cocaína pueden derivar en fuertes depresiones, insomnio, irritabilidad y apatía. Por no hablar de ansiedad, trastornos de humor y una fuerte paranoia.

También puede generar trastornos sexuales y diversos problemas conyugales, sociales y laborables.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.


*